Una vida mejor diciendo gracias en estas 3 situaciones.

No digo “Gracias” tan a menudo como debería ser y dudo que sea la única persona. 

De hecho, estoy empezando a creer que “Gracias” es la frase más infravalorada y menos usada del planeta. Es apropiada en casi cualquier situación y es una mejor respuesta en comparación de  otras cosas que se pueden decir. 

3 situaciones comunes en la que se debería decir gracias  en vez de otras cosas.

Di gracias…

1. Cuando recibas un cumplido.

A menudo arruinamos  los elogios devaluando la declaración o actuando demasiado humildes. Internamente, tu  podrías pensar que es mejor así para no parecer arrogante o presumido.

El problema es que al desviar la alabanza de un elogio genuino, no reconoces que  la persona que te lo dijo fue lo suficientemente amable en decirlo. Así que simplemente diciendo “Gracias” reconoces plenamente  el cumplido  que la persona te hizo y  ademas te permite disfrutar del momento. 

Ejemplo: “Tu vestido luce genial.”En lugar de: “Oh, esta vieja cosa? Lo he tenido durante años.
Intenta decir: “Gracias. Me alegro de que te guste.”

Ejemplo: “Wow! 20 puntos esta noche. Jugaste muy bien en el juego “. En lugar de: “Sí, pero me perdí ese tiro abierto en el tercer cuarto.”Intenta decir: “Gracias. Fue una buena noche.”

Ejemplo: “¡Has deslumbrado con  tu presentación hoy!” En lugar de: “¿Yo? Me sentía tan nerviosa allá arriba. Me alegro de que parecía bien. “Intenta decir: “Gracias. Estoy feliz de que haya salido bien. ”

Hay algo de empoderamiento en aceptar completamente un cumplido. Cuando desvías la alabanza, realmente no puedes poseerla. Cuando solo dices “Gracias”, le das a tu mente el permiso de ser construido por los cumplidos que recibes.

Obtener elogios debe ser divertido y agradable, pero a menudo se arruina la experiencia. No hay necesidad de sabotear los cumplidos que vienen a ti. Acepta con gracias y disfruta el momento.

2. Cuando llegues tarde.

Llegar tarde es lo peor. Es estresante para la persona que está llegando tarde y es irrespetuoso para la persona que está esperando.

Puede parecer extraño agradecerle a alguien por lidiar con alguna  molestia, pero esa es exactamente la respuesta correcta.

La mayoría de las personas tropiezan en la puerta y dicen: “Lo siento, llego tarde.”El problema es que esta respuesta todavía hace que la situación sea incomoda. Lo siento, llego tarde. Diciendo “Gracias” giras la situación y reconoces el sacrificio que hizo la otra persona al esperarte. Gracias por esperar.

Ejemplo: Caminas por la puerta 14 minutos tarde. En lugar de: “Siento llegar tarde. El tráfico estaba loco por ahí.Intenta decir: “Gracias por tu paciencia.”

Cuando cometemos un error, alguien a menudo hace un sacrificio. Nuestra respuesta por defecto es disculparse por nuestro fracaso, pero el mejor enfoque es alabar su paciencia y lealtad. Gracias por lo que hicieron a pesar de su error.

3. Cuando usted está confortando a alguien.

Cuando alguien viene a ti con malas noticias, puede ser incómodo. Quieres ser un buen amigo, pero la mayoría de la gente no sabe qué decir. y menciona algo, como ..sé que me he sentido así antes.

Muchas veces, pensamos que es una buena idea agregar cierta resignación.  “Bueno, al menos tienes …”

Lo que no nos damos cuenta es que no importa si no sabes qué decir. Todo lo que realmente necesita esa persona  es que tu estés  presente y que  le agradezcas  por confiar en ti.

Ejemplo: La madre de tu compañero de trabajo falleció recientemente.En lugar de: “Por lo menos tienes un montón de buenos recuerdos para aferrarse.”Intenta decir: “Gracias por compartir eso conmigo. Sé que es un momento difícil para ti.

Ejemplo: Tu hermano perdió su trabajo.En lugar de: “Al menos tienes tu salud.”
Intenta decir: “Gracias por compartir esto conmigo. Estoy aquí para ayudarte.

Ejemplo: La mascota de tu amigo acaba de morir. En lugar de: “Al menos tuvieron una vida larga y feliz.”
Intenta decir: “Gracias por compartir eso conmigo. Estoy aquí para ti.”

En tiempos de sufrimiento, no necesitamos oír palabras para aliviar el dolor tanto como si necesitamos a alguien para compartir nuestro dolor. Cuando tu no sabes qué decir, apenas di “gracias” y quédate allí.

 

Por favor decir gracias, más a menudo.

 

Respetando derechos de autor, este artículo tomado y adaptado de Jeam Clear.

Gracias por visitarnos y  por leer este artículo. ¡Puro Love!

Posdata.

Para que te animes a comprometerte con tus causas importantes en tu vida,  te dejo estos Links que pueden ser de tu interés 😉

Estás viviendo una vida urgente o una vida importante 

Cómo hacer de la motivación un hábito