Socias de un sueño emprendedor, la historia.

Cuando decides ser emprendedor, el asociarte con otras personas puede traer significativos beneficios, porque ya serán más los sumados a la causa de luchar  por un mismo sueño,  se  comparten ideales, se reparten responsabilidades, se complementan capacidades que a él otro le faltan, se dan animo cuando las cosas no salen bien,  tienen más coraje de luchar, se ríen de los errores, se alegran por lo alcanzado, en fin. Pero para asociarse con alguien debe suceder primero una cosa, conocer a esa persona que coincida en tus sueños contigo y eso es una historia que vale la pena contarla,  y esta es la mía, la nuestra, la de una sociedad  de un sueño laboral.

2012. El origen.

Una historia que comienza en el  Carnaval de Brasil.

Llevaba pocos días de mi intercambio en Brasil, y mi host de reemplazo, Ana tenía planeado llevarme a disfrutar un poco del Carnaval que ya estaba empezando en la ciudad de Vitória, Espíritu Santo, además ella quería que conociera algunas personas para así  disfrutar  en compañía de tal momento carnavalesco, me había comentado  que entre los conocidos habrían otros colombianos que llevaban más de tiempo de haber llegado y  que seguro serian los primeros con quienes mas fácil haría amistad.

Yo quería  estar lo más pronto allí, para disfrutar en vivo y directo de  esas fiestas tan  famosas mundialmente, y aunque solo era un tarde de bloco, quería  estar allí para conocer parte de su cultura a través de sus desfiles. A propósito por si no sabes,  un bloco  en  Brasil es un termino genérico usado para definir diversos tipos de manifestaciones carnavalescas populares.

Llegada la hora Ana y yo nos fuimos en su automóvil y estacionamos un poco cerca de la zona que estaba habilitada para esta celebración. Al llegar y   estar entre toda la multitud, prácticamente sentí que respiraba  alegría… una alegría que pareciera por naturaleza emanar por cada uno de los poros de la mayoría de sus habitantes y propagarse rápidamente a sus visitantes… ¡Era simplemente fascinante!. La realidad supero la expectativa que me  brindaba ver  los videos en YouTube en mi país Colombia.

La verdad no me la creía,  pero allí estaba yo, caminando por esas calles brasileras, llenas de personas, algunas con un copo de cerveija, disfraces, tambores, música …¡ay  ♥ ay! Estar para mí en Brasil en ese momento fue  un sueño hecho realidad, sentía que el  cuerpo  se me quedaba pequeño para albergar tanta felicidad.

Finalmente llegue al grupo de personas que Ana quería presentarme. Algunos  brasileros fueron los primeros, luego estaba  Helen la chica de Perú, Ximena la chica de Argentina, Carolina la chica de Costa Rica, y Cris un Colombiano. Por naturaleza  dentro de los rasgos de mi personalidad esta la timidez, la cual sale a flote cuando me presentan a alguien, lo bueno es que después de un rato, si la situación es favorable se me es fácil socializar  con más gusto y confianza, de hecho me quede hablando con Cris quien me estaba comentando que estaba dichosamente pasándosela  en Brasil y la verdad la dicha se le notaba en la mirada.

De repente Ana me dijo  que me quería presentar a una chica  colombiana  que estaba justamente hablando con otras personas. Yo solo le dije; ok, y sonreí.

Minutos después alce la mirada y vi que Ana se había dirigido hasta la chica, de la cual pude comprender que le había dicho a Ana por los gestos que hizo; que en un momento vendría hacia a mí, que la esperara un poco.  Observe además que ella estaba muy contenta  pero sin más continúe hablando con Cris.

Finalmente la chica  llego y Ana intervino con un movimiento de sus manos, del cual comprendimos; debíamos presentarnos;

*Ella mientras pronunciaba su nombre; Jessica  me miro fija y  seriamente…

*…Yo acto seguido le dije  mi nombre;   Johana y añadí las palabras con mucho gusto, mientras igualmente le sonreía…

*…Ella todavía conservando la expresión de seriedad en su rostro, dijo; vale ok, e hizo una pequeña pausa para finalmente decirnos a Ana y a mi; las dejo.

Yo su puse que  solo se presento por que Ana se lo pidio y que además la conversación que estaba teniendo era bastante interesante como para tener una nueva con nosotras y que definitivamente la estaba pasando mejor allí, por la seriedad con que se me presento y nos dejó.

Con lo sucedido la verdad aquella chica no me resulto agradable, fue para mi gusto o personalidad demasiado cortante y seria.

Y si, seguramente suena  exagerado esa impresión que percibí de ella, pero no fue porque yo  realmente esperaba iniciar una conversación con ella, ni que me diera  abrazos y como se dice coloquialmente en mi país, saltara de una pata de la felicidad cual perrito por saludarme. Pero es que al estar rodeada de tantas personas que me recibían  con una súper sonrisa, el que ella no me regalara una y fuera tan sería conmigo, me causó poco agrado.

Durante el resto de la tarde y noche de bloco, solo me concentre en disfrutar a pesar de cruzarme a Jessica por otros instantes.

Una segunda impresión.

Paradójicamentre  esa chica que me causo una primera  seria impresión,  se convirtió en mi compañera de aventuras, durante prácticamente todo mi intercambio. Ya que Ana a la semana siguiente como mi host de bienvenida y presidenta de la organización de intercambio Aiesec con que viaje, planeó una salida con varias chicas y entre ellas Jessica, donde al final nos la pasamos muy bien.

En aquella salida tuve una segunda oportunidad de conocer mejor a Jessica y desde entonces nosotras  la pasábamos para  arriba y para abajo juntas. Comprendí que la seriedad al presentarse era muy ..muy parte de su personalidad.

Jessica me enseñó a beber tequila  al final de la fiesta como fórmula para matar la resaca del otro día pero eso si con el efecto inmediato de aumentar la borrachera del momento.

Nos hicimos muy buenas amigas,compaginamos muy bien nuestra forma de ver la vida y sobre de coincidir en los sueños de poder hacer algo por nosotras mismas profesionalmente y decidimos compaginar  nuestros conocimientos de Marketing e Ingeniera.

Y de esa historia y de esa sociedad de amistad y de emprendimiento  ya vamos sumando  5 años.

En la actualidad, estamos trabajando por este sueño Palabremos, Jessica desde Colombia y yo desde España. Para nosotros esto es un proyecto de vida en el que hemos cometido varios errores, pero a pesar de ellos todavía conservamos el entusiasmo en seguir adelante y con ideales más claros, como  impactar  un poco en el mundo que tanto lo necesita…ya sabes un granito de arena.

Jessi. Mi Amiga , te quiero y más que una gran amiga de la vida eres una gran socia de los proyectos con que queremos ser todas una emprendedoras. Las dos somos Pinky, y las dos  somo Cerebro 😉

Gracias por visitarnos y  por leer este artículo. ¡Puro Love!

 

Posdata.

Te invito a leer mas de mis artículos, sobre historias de lo que pasa al querer emprender.

*Diario de una emprendedora. Capitulo 1. ¿Qué he hecho con mi vida?

*Diario de una Emprendedora. Capitulo 2. Conversaciónes del WhatsApp.

*Diario de una Emprendedora. Capitulo 3. Señales para decidir emprender.