Si deseas mantener organizada tu vida, comienza organizando tu guarda-ropa.

Hay un dicho que dice: si deseas mantener tu vida organizada, comienza organizando tu guarda-ropa.

Siempre que termina el año, es común ver a las personas haciendo promesas y planes para el próximo año.

Como no estoy dada a las formalidades, me gusta generar estos tipos de cambios siempre en una fecha que tenga un significado especial para mí, en este caso mi cumpleaños.

Es como si iniciara un año exclusivo, sólo mío. También tiene un tono de compromiso, ya que cada cumpleaños trae un periodo de reflexión.  Puede sonar un poco egoísta, lo sé, pero mi corazón se desborda al saber que de los 365 (o 366) días del año, yo tengo un día que es sólo me pertenece.

Un día para celebrar la vida, el respirar, la familia, los amigos, las conquistas, las derrotas, el estar aquí y ahora. Un día para soñar y hacer planes, soplar la velita y pedir nuestro acostumbrado deseo.

Pero también se convierte en un día para cerrar ciclos, dejar una parte de la carretera atrás y seguir por un camino nuevo y desconocido. No es que lo que se haya dejado atrás sea malo, es que  simplemente ya no nos sirve.

La vida nos enseña eso de una forma tan natural que, a veces, no nos damos cuenta y en ese momento en vez de celebraciones, regalos y nueva ropa tenemos ojos que lloran y corazones despedazados.
Creo que si aprendemos a renovar nuestra vida, como las madres renuevan su guarda-ropa ante la llegada de sus pequeños, la vida, tal vez, se volvería más ligera y sana. Por que el ser humano debe renovarse, reinventarse, llámalo como quieras, siempre necesitamos un cambio.

Hay un dicho que dice: si deseas mantener tu vida organizada, comienza organizando tu guarda-ropas.

No sé cómo lo haces, pero en mi sucede así:

Siempre que una pieza entra, dos necesitan salir

Sí, la cuenta es ésta, una entra, dos salen, y eso es intencional: Dejar un espacio vacío garantiza que la vida, el tiempo y nuestros cambios tomen posesión de ella y dispuesta a lo puedan regalarnos.  Tendremos un espacio para acomodar nuestro presente.

Cuando es invierno modificamos nuestro closet para tener las prendas mas próximas.

Cuando es verano igual. Esto quiere decir que el conjunto de cosas que nos rodean tienen un significado importante en nuestra vida y las necesitamos por que las consideramos indispensables para vivir. Pero durante un tiempo algunas de ellas tienen prioridad. Otro tiempo serán otras pero siempre la lista de prioridades varia y se ajusta respecto a nuestro proyección en la vida.

También es necesario,  mirar todo lo que hay en nuestro closet y ver que, aunque algunas piezas que estén allí sean lindas y maravillosas, ya no combinan más contigo.

Tal vez porque usted se ha vuelto más viejo, tal vez porque su cuerpo ha cambiado, o tal vez porque simplemente ya no encaja más. Entonces ese es el momento de decidir qué hacer con esas piezas: Algunas serán cariñosamente retiradas del guardarropa y pasadas adelante, ellas fueron buenas en aquel momento, pero necesitan seguir. Otras nos dejaran en duda y van a quedarse en el rincón del pensamiento. Otras, sin embargo, aunque ya no sirven y ni tengan ninguna utilidad jamás se van, pues tienen un inmenso valor sentimental (En esta categoría, recuerdo con todo amor  la ropa que utilizaba el día de mi bautismo). Tienen un gran valor sentimental pero no quedan como grandes recuerdos y enseñanzas. Lo mismo vale para las personas, estudios y trabajo.

Las piezas se separan por colores, tipos y frecuencia de uso

Tienes las de uso diario, las que utilizamos en eventos, y las que están siempre allí. De la misma forma son las personas en nuestras vidas, con algunas convivimos todos los días, con otras apenas los fines de semana, otras la vemos sólo una vez al año, pero ninguna de ellas es más o menos que la otra, son sólo diferentes.

Reflexión

Bueno, no sé qué día es tu cumpleaños, ni cómo es tu guarda-ropa, ni mucho menos como  este organizado, pero tal vez hoy, sea día de limpieza mental. El día de reorganizar, de sacar cosas viejas y dejar espacio para lo nuevo , día de encerrar ciclos, dejar atrás lo que quedó atrás y llevar adelante sólo lo esencial.
¡No es necesario esperar una fecha específica, hoy es el día perfecto para recomenzar!
¿Qué tal empezar por su guardarropa?

Derechos de Autor de la Imagen: evok20 / 123RF Imagens

Contenido: osegredo