¿Por qué procrastinar?

Ok, las definiciones son geniales y todo, pero ¿Por qué procrastinar? ¿Qué está pasando en el cerebro que nos hace evitar las cosas que sabemos que deberíamos estar haciendo?

 

La investigación de la psicología del comportamiento ha revelado un fenómeno llamado inconsistencia del tiempo, que ayuda a explicar por qué la dilación parece tirarnos  a pesar de nuestras buenas intenciones. La inconsistencia del tiempo se refiere a la tendencia del cerebro humano a valorar las recompensas inmediatas más que las recompensas futuras.

La mejor manera de entender esto, es imaginando que tú  tienes dos egos: tu yo presente y tu ser futuro. Cuando te fijas metas para ti mismo como bajar de peso o escribir un libro o aprender un idioma, en realidad estás haciendo planes para tu ser futuro, en si  tú  estás imaginando como quieres que sea tu vida en el futuro. Los investigadores han encontrado que cuando piensas en tu ser futuro, es muy fácil para tu cerebro ver el valor de tomar acciones con beneficios a largo plazo. El futuro valora las recompensas a largo plazo.

Sin embargo, mientras que el yo del futuro puede establecer metas, sólo el yo presente puede actuar. Cuando llega el momento de tomar una decisión, ya no estás haciendo una elección para tu ser futuro. Ahora estás en el momento presente, y tu cerebro está pensando en el ser presente. Los investigadores han descubierto que el yo presente realmente le gusta la gratificación instantánea, no la recompensa a largo plazo.

Por lo tanto, el yo actual y el yo futuro están a menudo en desacuerdo. El ser futuro quiere estar en forma y ajuste, pero el ser actual quiere Donuts. La mayoría de personas  saben que debe comer sano hoy para evitar el sobrepeso en 10 años, pero las consecuencias como un mayor riesgo de diabetes o insuficiencia cardíaca son años de distancia.

Del mismo modo, muchos jóvenes saben que el ahorro para la jubilación en sus 20s y 30s es crucial, pero el beneficio de hacerlo, de ese descanso prometedor sucederá décadas después, así que es mucho más fácil para el ser presente,  ver el valor en la compra de un nuevo par de zapatos que en ahorrar ese valor  para cuando tengas 70 años de edad.

Seguramente te ha pasado, que algunas veces tú al ir a dormir vas  a la cama  totalmente motivado para hacer un cambio en tu vida, en ese momento tu cerebro valora el beneficio a largo plazo o sea de ese mañana, de verte a ti mismo viendo una vida diferente, pero  al despertar  y comenzar tu día,   te encuentras cayendo de nuevo en los patrones antiguos, esto debido a que tu cerebro ha cambiado de lo que pensaba ayer  a valorar la gratificación inmediata del momento presente del hoy,  y es que tu cerebro valora más verte finalmente cumpliendo con tus deberes y sintiéndote bien por ello a pesar de que  lo hagas siempre de la misma manera, eso le resulta simplemente gratificante.

Tu presente se acomoda al hoy y a lo repetitivo, y es ahí donde también seguramente  has escuchado que salir de la zona de confort es difícil, porque a pesar de que  tu  cerebro se motiva por lo nuevo que puede venir en el  futuro igualmente  se asusta ante lo desconocido.

Respetando derechos de autor, este artículo tomado y adaptado de Jeam Clear.

Gracias por visitarnos y  por leer este artículo. ¡Puro Love!

Posdata.

Ya sabes porque tu cerebro procrastina,  entonces ahora te  invito a que leas los siguientes artículos, para que sepas en parte, como hacerle frente  a tal efecto en nuestras vidas. 🙂

*¿Estás viviendo una vida urgente o una vida importante?

*Roma no fue construida en un día, pero estaban colocando ladrillos cada hora

*¿Cómo hacer de la motivación un hábito?

Y también te invito a que leas mi propio artículo de la procrastinación, para sepas que mal se pasa la mayoría de  veces que postergan especialmente las cosas importantes en la vida. 😉

*Notas de una Emprendedora. Mi perspectiva de la procrastinación.