Notas de una Emprendedora. Mi perspectiva de la procrastinación.

Procrastinar  es dejar ir el tiempo, es matar lenta pero progresivamente un sueño.

 

 Diario.

La dilación en mi vida.

Tengo varios recuerdos sobre haber retardo hacer cosas en mi vida, por ejemplo; de pequeña aunque fuera por unos minutos le decía a mi madre cuando me llamaba ¡Ya voy, ya voy!, hasta que la hacía venir muy enojada  por mí. 😛

En el colegio algunas veces me pasaba al levantarme como 15 minutos después de que sonara el despertador y al final tener que irme sin desayunar. ¡Que eternas se me hacían las  horas mientras esperaba  el descanso! 🙁

En la universidad dejaba algunos trabajos o estudiaba para un  examen a último momento, por lo cual debía asistir trasnochada  el día programado. ¡Que cara  de zombie llevaba!  😛

Sobre la procrastinación  puedo rememorar muchos momentos, pero en lo que a  este tema respecta  creo que es normal que las personas tengamos cierta postergación en  varios aspectos de nuestras vidas, sin embargo cuando este se hace muy frecuente y especialmente en  asuntos en los que se implican fuertemente las emociones pues ahí sí que hay un problema, que por cierto cuesta mucho identificar, aceptar y sobre todo cambiar. 

Notas sobre mi perspectiva de lo que es la procrastinación.

Nota, primera perspectiva.

Es un poco  a poco cargarte  a tus espaldas  un peso invisible pero que se hace más difícil de llevar cada vez que sigues postergando aquello que parece decirte  … !Ven por mí, hazme verdadero, cómprame, pruébame, hazme tu sueño hecho realidad!. Y lo aplazas tanto que muchas de esas veces te preguntas; ¿Qué hubiera sido si, si y sí?

Nota, segunda perspectiva.

Es un sin sabor  de un montón de  desagradables sensaciones juntas como; decepción, tristeza, frustración, enojo, y que al respecto  de este último  se llega acumular tanto que un día finalmente explotas de una peor forma que si lo hubieras hecho la primera vez. Explotas contra ti mismo y sin darte cuenta hasta terminas  desquitándote  con los tuyos. Sientes  tanto enojo que  al mirarte  en un espejo te encuentras con  tu cara  tan  enrojecida que dices; ¿Qué mierda que he  hecho?

Piensas   en aquellos que conoces y que parecen llevar  una vida perfecta según sus redes sociales  y así comienzas un buen momento repartido en unas cuantas frustrantes comparaciones entre  lineas del tiempo y fotos y fotos y más fotos.

Luego  llega la  tristeza y te observas de nuevo en el espejo y mirando  tus lágrimas caer sientes que el llanto se hace más agudo y que sale muy pero muy dentro de ti con una fuerza desgarradora como si hubieras perdido algo importante en tu vida. Y… si lo piensas bien, si es verdad, haz perdido algo importante en tu vida; tiempo para hacer o tener eso que quieres y el tiempo mis queridos lectores, ¡Ya saben… nunca vuelve!

Por un momento tratas  de entender o encontrar el punto exacto donde comenzó esa postergación de tus sueños, de un simple momento, de decir unas cuantas pero cruciales palabras, de dar un abrazo, un beso,  etc.  ¿Y te preguntas será que lo llevo en mis genes, o lo  aprendí  culturalmente  como  un vicio mal habido  y sin remedio?

Nota, tercera perspectiva.

Procrastinar es dejar que la vida se te pase por delante.  Es levantarte y pensar hoy será pero al final llega la noche y con ello dices; será mañana ¡Seguro que sí!, y así durante meses y hasta años, ¡Créeme!

Y ojalá que no sea toda una vida. Por eso estás leyendo esto, porque esta chica detrás de estas líneas, comprendió que la dilación se hizo parte habitual de su vida especialmente tiempo después de salir de la universidad, pero  ¡Aquí estoy en marcha con  este proyecto digital Palabremos, del cual deseo sea un gran logro importante  en mi vida laboral!

Nota, cuarta perspectiva.

La dilación es  engañar a la mente, es dejarte llevar por las fantasías a un extremo que tu cerebro le encanta fugarse a imaginar lo que puedes ser, y con esto de que la mente no distingue entre la realidad y fantasía, da por sentado que de verdad lo eres  y tal vez por eso muchas veces te sientes tan cómodo que a la final la realidad no es tan dura y  ¡Terminas por conformarte!

Nada  de nuevo.

Mientras la procrastinación este en tu vida, es prácticamente cerrarte las puertas a que sucedan   nuevos momentos como:

*Nada de ese nuevo objeto material que  te hace ilusión tener. ¿Cuántas veces  te  has dicho? ¡Si voy a comenzar ahorrar!. Y nada que lo haces. 🙁

*Nada de ese primer  tatuaje que llevas imaginándote como te verías con el y contándole a tus amigos. ¿Cuántas veces  te  has dicho?   ¡Ay si yo también me quiero hacer uno!. Y nada que lo haces. 🙁

*Nada de esa comida por probar. ¿Cuántas veces  te  has dicho?  ¡Es que de pronto me cae mal!. Y nada que lo haces. 🙁

*Nada de esa reunión pendiente con  los amigos, que se hace más difícil  porque se han comprometido o  mudado de la ciudad. ¿Cuántas veces  te  has dicho?  ¡Ya llegará el momento!. Y  nada que lo organizas, 🙁 y eso que hoy es más fácil viajar o comunicarse que en los tiempos de los abuelitos, será difícil pero no imposible. 🙂

*Nada de conocer  realmente aquel lugar que deliras cada vez que lo  miras en fotos. Y ves además como muchos de tus amigos o conocidos en Facebook postean buen día desde este hermoso lugar. ¿Cuántas veces  te  has dicho? ¡Ay que delicia yo también quiero  viajar!. Y nada que lo haces,  🙁 y considerando como está la situación climática últimamente no vaya ser que esa playa, esa montaña,  simplemente se borren del mapa o estoy exagerando mucho. 😛

Y nada ocurre de nuevo en tu vida,  por falta de decir esa disculpa, ese te amo, ese si me vuelvo a encontrar  a esa persona le digo hola, nada nuevo por eso que querías hacer a solas pero que te da pena de los demás, nada de ese nuevo aspecto en tu cuerpo,  o aprender ese nuevo idioma, nada de ese ayudar a los perritos y gaticos y demás animales especialmente de la calle, nada de  ese seré un gran empresario, nada de seré una gran actriz, en fin nada de nada de lo que supuestamente  quieres  y eso que ¡Pasamos  viviendo nuestras vidas a segundos de la muerte, tal vez cuando realmente quieras! ¡No se!.  Y así una gran lista de cosas que pueden suceder en tu vida si te atreves  por fin a interrumpir la dilación en tu vida y no ella en ti.

Posdata.

Y si de grandes sueños se trata, no  es  cuestión  de cumplirlos todos porque seguro tu corazón, tu alma y todo tu ser te dictan cuales son aquellas cosas por las que si debes luchar casi que a toda costa para que no te persigan el resto de tu vida.

No te rindas  pero hazte el favor de tener calma, pues  no todos los sueños se hacen de la noche a la mañana, ¡Que no se pudo ahora, pues lo intentas mañana!. Evalúa la  situación  y vuelve y vuelve a intentarlo hasta que se dé, porque con cada intento estás más cerca de lograrlo siempre y cuando tengas en cuenta los errores que has cometido para aprender de ellos.

Y quizás…quizás tal vez ese sueño te lleve a otro mejor y ¡Te sientas más feliz y realizada como persona! 🙂

Ten en cuenta que no todos los sueños implican fama,  eso es algo secundario, aunque seguro que será interesante ser el centro de  atención y de las miradas constantes, pero con que principalmente a ti  te guste y que  tus amigos y  demás seres queridos y conocidos admiren tu trabajo es más que suficiente, ¡Se famoso en tu mundo y ya está! 🙂, que en el mundo hay personas con talentos  pero sin fama y hay personas con fama pero sin talento.

Y como dice la canción; /Que si te inspira ser zapatero/Sólo quiero que seas el mejor /Por que de nada sirve el doctor /Si es el ejemplo malo del pueblo/.  Sentirse  feliz es lo importante, pero por favor conviértete en ello, en tu propia felicidad, no en un ¡Yo hubiera querido ser!. Y   además ten en cuenta que no necesariamente es poseer   el super automóvil, puede ser  una bicicleta con una hermosa canasta pero lo importante es que ¡Finalmente la obtuviste!

Por último te digo;  he visto seres tan a gusto en sus vidas tan sencillas, que uno dice ¡Puede ser!, es que  tal vez existimos  otros muy exigentes, ¡No lo sé!, pero igual si …así ellos  se sienten  bien ¡Pues eso lo importante!, y mientras  otros seguimos buscando mayores expectativas de la vida.

La verdad de lo que creo es que los jóvenes especialmente no la tenemos tan fácil con el tema de la procrastinación porque no tenemos tanta paciencia, queremos toda ya y ¡No es así!, pues muchas cosas de las que queremos por sencillas que parezcan toman su tiempo tenerlas. ¡Así que estamos para auto realizarnos pero también para disfrutar del camino!. Sería algo así como 50/ 50, hago disfruto  y espero.

Dejar de procrastinar es hacerte el favor de ser más libre, creo que las cargas emocionales son las más duras de llevar, así que  ve por tus sueños pero se paciente.  Eso sí, sueña visualiza y planea un poco pues no todo llega caído del cielo. Y hazle caso a tu corazón, cerebro, pene,  vagina, en fin  a todo lo que en ti como una especie de vocecita interna   te diga oye…oye…inicia…pero ya …ya …ya … ya… 😉

Para mí esto es realmente lo que es la procrastinación, y es  como la he vivido. Actualmente  lo que más me empuja hacer las cosas es usar una especie de técnica en la cual contemplo  un anciano y pienso  un día estaré así con una vida ya recorrida,  y diré ¡Pues  ya fue lo que iba hacer de mi vida!.

Y tú que quieres  decir que hiciste en tu futura vejez, todavía estas a tiempo pero no tanto tiempo. No te confíes,  ayer te comías los mocos, tuviste tu primera vez, perdiste un examen y aquí vas.

Recuerda

La Real Academia Española.  Reconoce que Procrastinar, del latín procrastināre se  traduce  en  diferir o  aplazar. Y yo le añado, ¡Asesino de sueños!

Si quieres entenderlo mejor, les dejo este Link donde Tim Urban, nos explica con un estilo cómico; en la mente de un maestro procrastinador,  a ver ¡Si finalmente te pones las pilas!

 

Gracias por leer este contenido que hice para ti con  ¡Puro Love!