Notas de una Emprendedora sobre la procrastinación.

En la búsqueda por la realización de los sueños la procrastinación puede convertirse  en un peso invisible  y dejarlo no es fácil, se necesita de una voluntad muy superior para hacerle frente antes  que el tiempo  pase más y esos  sueños terminen por morir.

Mi nota personal.

La dilación es levantarse y pensar hoy será pero al final llega la noche y con ello; ¡Bueno ya será mañana! ¡Seguro que sí!, y así durante meses y hasta años, ¡Créeme! Ojalá que no sea el resto de la vida.

♦Mi perspectiva sobre la  procrastinación desde  sus negativas sensaciones. 

El dejar para después, es un sin sabor de un montón de  desagradables sensaciones juntas como; el autoengaño, la  tristeza y  la frustración:

*La procrastinación es dejarse  llevar por las fantasías, allí donde el  cerebro le encanta fugarse a imaginar aquello que puede ser y que  al final entre tanta ilusión se aleja de la realidad. Ante una contemplación de ficción se termina cayendo  en el conformismo  del suponer que será fácil y de ya  abra más tiempo para hacerlo.

*La  tristeza puede  ocasionar un llanto tan desgarrador  como  si se hubiera perdido algo importante en la vida, lo cual curiosamente es  verdad, se ha perdido  el tiempo, el que nunca vuelve para hacer o tener eso que se quiere. 

*El peso de las anteriores  emociones negativas terminan por producir un  colapso emocional, ante la frustración de ver que el tiempo ha pasado y  no se  ha aprovechado como se supone debería ser,  de haber dicho un día seré esto…y nada, de un ya tendré un momento para mí…y nada, de decir unas cuantas pero cruciales palabras o  de dar un abrazo a esas personas importantes…y nada, de profesionalmente seré…y nada  conocer aquel lugar…y nada  de nada  ante muchas situaciones.

Me he atrevido a compartir estas perspectivas, porque  he sufrido mucho a causa de no tener un mejor manejo de mi tiempo, me he mentido, he llorado y la frustración que he sentido realmente me han perforado el alma, el fondo que se toca por causa de la dilación es indescriptible y salir de allí es realmente difícil.

Muchas veces me dije ya basta, comenzaré de nuevo pero cometía un gran error; el fundar mi cambio  en la ilusión del calendario, del lunes o el primero del próximo mes ya por fin todo será diferente, y  la mente realmente no entiende de fechas. Era mi verdadera voluntad la que realmente produciría un cambio en mi vida, uno que me llevara a donde quería estar.

Un día finalmente mi voluntad fue lo suficientemente superior, llego como  una fuerza iluminadora  que me hizo sentir que le podía ganar a la procrastinación, que podría ir por la conquista de mis sueños especialmente de aquellos proyectos de emprendimiento, como lo es este blog Palabremos. 

Posdata.

Mi experiencia me permite decirte que ante el tiempo no recuperado, lo que queda es saber aprovechar el tiempo presente, y  la clave es preguntarte ¿Cuáles son tus sueños más importantes y que influyen fuertemente en tu autorrealización como persona? Y sobre  ¿Qué tanta voluntad tienes para ir por ellos?

Por favor no procrastines con las cosas más importantes que consideras para ti, pues sería dejar que la vida se te pase sin la satisfacción producida por la  felicidad de la mayoría de sueños hechos realidad. Y  ojalá que no tengas que preguntarte muchas veces ¿Qué carajos   he hecho con mi vida?

 

Gracias por leer este contenido que hice para ti con… 

¡Puro Love!

♥ :* ♥