No mires atrás!! El futuro te espera

Existen cuatro personas que tu necesitas perdonar si deseas cambiar tu vida y aprender a vivir el ahora, el presente.

El primero son tus padres, vivos o muertos. Indudablemente debes perdonarlos por cada error que creas un día cometieron, y recuerda que gracias a ellos hoy en día estas con vida y  tiene una oportunidad de vivir. Lo mínimo en que debes estar agradecido es en que ellos te dieron la vida.  Si estas feliz por estar vivo, tu puedes perdonarles el resto y no quejarte mas sobre ellos.

Puedes creer que muchas veces ese simple acto de coraje y  de carácter tiene un efecto profundo en la relación con su madre o su padre. Puede creer que desde ese día en adelante se convertirán en buenos amigos y tendrán un resto de sus vida mucho mejor.

Por otro lado, no perdonando a tus padres permanecerás para siempre como un niño. Bloqueará tu propia posibilidad de crecer y convertirte en un adulto totalmente funcional. Continuar viéndote como una víctima. Peor aún, mantendrás tus sentimientos negativos de inferioridad y rabia vivos dentro de tu ser. Si tus padres mueren sin haberlos perdonado, cargaras con esto el resto de tu vida.

Cerrar las relaciones personales

La segunda persona o personas que usted debe perdonar son las personas  que con las que te has involucrado sentimentalmente y no ha funcionado. Esas relaciones íntimas pueden ser tan intensas y tan amenazadoras para tu autoestima, que usted puede enojarse, guardar rencores o bien ser implacable con esas personas durante años.

Pero usted, entiendalo !! al menos, fue parcialmente responsable en esas decisiones. Tenga la fuerza personal e integridad para decir, “Yo soy responsable,” y luego perdonar a la otra persona y que él o ella sigan su vida en paz. Diga “te perdono por todo y te deseo una vida feliz.” Cada vez que usted repita esto, disminuirá la emoción negativa ligada a la memoria de aquella persona. En breve, esos recuerdos se habrán ido para siempre.

Técnica para mitigar sentimientos negativos “La carta”

Muchos de mis alumnos descubrieron que “la carta” es la clave para dejar atrás una relación e ir olvidando ese pasado para siempre. Esta es una técnica poderosa para que puedas  deshacerte de sentimientos de rabia y resentimiento casi instantáneamente.

Funciona de la siguiente manera: siéntate y escribe a esa  persona una carta de perdón. Se compone de tres partes.

Primero dices, “Te perdono por todo lo que hiciste que me lastimó.”

En segundo lugar, escribe una descripción o una lista de cosas por las cuales usted sienta rabia, cólera, dolor o tristeza sobre esta persona. Algunas personas tienden a escribir varias páginas en esta parte.

En tercer lugar, terminas la carta con las siguientes palabras, “Te deseo el bien.”

A continuación, queme la carta. En ese momento, usted sentirá una enorme sensación de alivio, y usted estará libre finalmente.

El objetivo con esta técnica es liberarse, para recuperar la paz de su espíritu y para proseguir con su maravillosa vida.

Limpia tu corazón

La tercera persona  que debes perdonar son todos  aquellos que alguna vez te hicieron te lastimaron o te hicieron daño.  Perdona a cada jefe, compañero, amigo, enemigo o traidor que te ha causado alguna vez dolor o te haya hecho pasar una situación difícil. Limpia tu corazón, perdona y olvida. Limpia cada uno de esos nombres e imágenes, diciendo, “te perdono por todo, y te deseo lo mejor.” Repite esto  cada vez que encuentres que esa persona o  en una situación te trasmita algo negativo, hasta que los sentimientos negativos se hayan ido aunque sea temporalmente.

Me perdono

La cuarta y última persona que tienes que perdonar eres tú mismo. Perdonate por cada cosa tonta, sin sentido, absurdas,  impensados ​​o crueles que hayas hecho o dicho. Deje de cargar estos errores con usted. El pasado pasó, lo importante es ahora.

Hoy no hay mañana.

Piensa de esta manera. Cuando hiciste las cosas en el pasado por las cuales hoy se siente mal, no eras la persona que eres hoy en día. En ese momento, usted era una persona diferente, más joven y menos experimentada. El que actuo no era su verdadero yo. Eras una versión inmadura  que tuvo chocar con esas experiencias para tornarse mas fuerte y mejor. Déjate de castigar por algo que ocurrió en el pasado, que no puedes cambiar.

Basta decir, “me perdono por cada error que cometí. Soy una persona completamente renovada y con una proyección maravillosa” Siempre que pienses en ese evento o en esa situación, repite “Me perdono completamente” Enseguida continué su vida, ajuste su foco y póngalo apuntar hacia su futuro.

No mires atrás!! El futuro te espera

Finalmente, si has hecho algo que lastimó a alguien, y aún te sientes mal sobre eso, puedes ir donde esa persona y pedir disculpas. Dile que estas realmente arrepentida por lo que alguna vez le dijiste o le hiciste. Cualquiera que sea su reacción, positiva o negativa, no importa. El acto de arrepentimiento, de expresar arrepentimiento, te liberará.

fuente: osegredo