Las 3 etapas de fracaso en la vida y el trabajo y cómo solucionarlo.

Una de las cosas más difíciles en la vida es saber cuándo parar y cuándo seguir adelante para no volver a  caer en el fracaso. 

Por un lado, la perseverancia y la determinación son la clave para lograr el éxito en cualquier campo. Cualquiera que domine su oficio enfrentará momentos de duda y de alguna manera encontrará la determinación interna de seguir adelante. Si se desea construir un negocio exitoso o establecer un gran matrimonio o aprender una nueva habilidad, entonces “insistir” es quizás el rasgo más importante que se debe poseer.

Por otro lado, decirle a alguien que nunca se dé por vencido es un consejo terrible. Las personas exitosas se rinden todo el tiempo. Si algo no funciona, las personas inteligentes no lo repiten sin fin. Ellos revisan. Ellos se ajustan. Ellos replantean. Ellos renuncian. Ellos recomienzan. Y así  Como dice el refrán de Albert Einstein;“Si quieres resultados diferentes no hagas lo mismo”.

La vida requiere ambas estrategias. A veces necesitas mostrar una confianza inquebrantable y doblar tus esfuerzos. Y a veces debes abandonar las cosas que no funcionan y probar algo nuevo. La pregunta clave es: ¿Cómo sabes cuándo rendirte y cuándo seguir con ello para no volver a caer en el fracaso?

Una forma de responder a esta pregunta es utilizar un marco que denomino las 3 etapas de fracaso.

3 etapas de fracaso

Las 3 etapas de fracaso.

Este marco ayuda a aclarar las cosas al dividir el  fracaso en tres  etapas.

  1. La etapa 1,  es un error de táctica.  CÓMO  fallo. Esto ocurre cuando no logras construir sistemas robustos, ya que te olvidas de medir con cuidado y te vuelves perezoso con los detalles. Un error en las tácticas, es una falla al ejecutar un buen plan y una visión clara.
  2. La etapa 2, es un error de estrategia. QUÉ falla. Esto pasa cuando sigues una estrategia que no te ofrece los resultados que deseas.  Y aunque  puedes saber por qué haces las cosas  y puedes saber cómo hacer el trabajo, terminas eligiendo una estrategia que no esta muy a fin con ese por qué y cómo y ni siquiera contigo mismo, por lo tanto lo que pasa finalmente es que fracasas.
  3. La etapa 3, es un error  de visión. POR QUÉ  fallo. Porque no estableces una dirección clara para ti, sigues una visión que no te satisface, o no comprendes por qué haces las cosas que haces.

En el resto de este artículo, compartiré una historia, solución y resumen para cada etapa de fracaso. Mi esperanza es ayudarte a  decidir cuándo dejar hacerlo y cuándo seguir con ello. No es perfecto, pero espero que te resulte útil pues de alguna manera el fracaso bien aprovechado puede ayudarte a intentarlo nuevamente para finalmente tener éxito.

3 Etapas de la falla explicadas

Etapa 1 del fracaso: Un error  de táctica.

Sam Carpenter se convirtió en propietario de una pequeña empresa en 1984. Utilizando $ 5,000 como anticipo, compró un negocio en dificultades en Bend, Oregon, y lo renombró como Centratel.

Centratel proporcionaba un servicio de contestador telefónico las 24 horas, los 7 días de la semana para médicos, veterinarios y otros negocios que necesitaban que los teléfonos fueran respondidos a todas horas, pero que no podían pagarle a un miembro del personal para que se sentara en el escritorio constantemente. Cuando compró el negocio, Carpenter esperaba que Centratel “algún día sería el servicio de contestador telefónico de más alta calidad en los Estados Unidos”.

Inicialmente las cosas no salieron como se esperaba. En una entrevista de 2012, Carpenter describió su primera década y media de iniciativa empresarial diciendo:

“Literalmente trabajaba de 80 a 100 horas a la semana durante 15 años. Yo era padre soltero de dos hijos, lo creas o no. Yo estuve muy enfermo. Estaba en todo tipo de antidepresivos y demás …Iba a perder la nomina con que trabajaba  y en si  perder toda mi compañía. Si puedes imaginar un naufragio nervioso, un naufragio físico y luego multiplicarlo por diez, eso es lo que era. Fue un momento horrible “.

Una noche, justo antes de perder la nómina, Carpenter se dio cuenta que su negocio estaba luchando porque carecía por completo de los sistemas que necesitaba para lograr un rendimiento óptimo. En palabras de Carpenter, “estábamos teniendo todo tipo de problemas porque todos lo hacían de la manera que creían era mejor”.

Carpenter razonó que si podía perfeccionar sus sistemas, entonces su personal podría pasar todos los días siguiendo las mejores prácticas en lugar de apagar incendios constantemente.

Inmediatamente comenzó a escribir todos los procesos dentro del negocio. Carpenter dijo;“Tenemos un procedimiento de nueve pasos para contestar el teléfono en la recepción. Todo el mundo lo hace de esa manera, es 100% la mejor manera de hacerlo, y hemos tomado un sistema orgánico y lo hemos hecho mecánico, y lo hemos hecho perfecto “.

Durante los próximos dos años, Carpenter registró y revisó cada proceso en la compañía. ¿Cómo hacer una presentación de ventas?. ¿Cómo depositar un cheque?. ¿Cómo pagar las facturas de los clientes?. ¿Cómo procesar la nómina?. Creó un manual que cualquier empleado podría seguir para cualquier procedimiento dentro del sistema de la compañía, paso a paso.

¿Qué pasó?

La semana laboral de Carpenter disminuyó rápidamente de 100 horas por semana a menos de 10 horas por semana. Ya no se le necesitaba para manejar cada emergencia porque había un procedimiento para guiar a los empleados en cada situación. A medida que la calidad de su trabajo mejoró, Centratel elevó sus precios y el margen de ganancias de la compañía se disparó al 40 por ciento.

Hoy, Centratel ha crecido a casi 60 empleados y recientemente celebró su trigésimo año en los negocios. Carpenter ahora trabaja solo dos horas por semana.

Solucionando un error  de tácticas.

Una falla de tácticas es un problema de CÓMO. En el caso de Centratel, tenían una visión clara (ser “el servicio de contestador telefónico de mayor calidad en los Estados Unidos”) y una buena estrategia (el mercado de servicios de contestador telefónico era grande), pero no sabían cómo ejecutar su estrategia y visión.

Hay tres formas principales de corregir los errores de tácticas.

  1. Graba tu proceso
  2. Mide tus resultados.
  3. Revisa y ajusta tus tácticas.

Graba tu proceso.

McDonald’s tiene más de 35,000 ubicaciones en todo el mundo. Te  has preguntado ¿Por qué pueden contratar nuevos empleados y estos  rápidamente entregar  el producto cumpliendo todos los requerimientos como si fueran antiguos empleados? Porque tienen excelentes sistemas conectados entre si para cada proceso.

Entonces piensa; ya sea que estés dirigiendo un negocio, criando a tus hijos, construir sistemas excelentes es crucial para el éxito repetido. Todo comienza con anotar cada paso específico del proceso y desarrollar una lista de verificación que puedas seguir cuando la vida se te vuelva una  locura.

Mide tus resultados.

Si algo es importante para ti, mídelo. Si ere un emprendedor, mide cuántas llamadas de ventas realizas cada día. Si eres escritor, mide con qué frecuencia publicas un nuevo artículo. Si eres un levantador de pesas, mide la frecuencia con la que entrenas. Si nunca mides tus resultados, ¿Cómo sabrás qué tácticas están funcionando?

Revisa y ajusta tus tácticas. 

Lo fatigante de los fracasos de la Etapa 1 es que nunca se detienen. Y puede suceder que las tácticas que solían funcionar se volverán obsoletas en algún momento, o que las tácticas que antes eran una mala idea podrían ser una buena idea ahora. Lo que te sugiero en si es que necesitas revisar y mejorar constantemente la manera en que haces tu trabajo. Las personas exitosas rutinariamente renuncian a las tácticas que no mueven su estrategia y visión hacia adelante. Reparar una error  de táctica no es un trabajo de una sola vez, es un estilo de vida.

Etapa 2 del fracaso: Un error de estrategia.

Era marzo de 1999. Jeff Bezos, el fundador de Amazon, acababa de anunciar que su compañía lanzaría un nuevo servicio llamado Amazon Auctions para ayudar a las personas a vender “prácticamente todo en línea”. La idea era crear algo que pudiera competir con eBay. Bezos sabía que había millones de personas con bienes para vender y quería que Amazon fuera el lugar donde ocurrieron esas transacciones.

Greg Linden, un ingeniero de software para Amazon en el momento, recordó el proyecto diciendo; “Detrás de escena, este fue un esfuerzo hercúleo. Gente de toda la compañía fue retirada de sus proyectos. Todo un sitio de Subastas con todas las características de eBay y más fue construido desde cero. Fue diseñado, desarrollado, probado y lanzado en menos de tres meses “.

Amazon Auctions fue un fracaso espectacular. Solo seis meses después del lanzamiento, la gerencia se dio cuenta de que el proyecto no iba a ninguna parte. En septiembre de 1999, se pelearon por lanzar una nueva oferta llamada Amazon zShops. Esta versión de la idea permitió a cualquiera, desde grandes compañías hasta individuos, establecer una tienda en línea y vender productos a través de Amazon.

Nuevamente, Amazon se balanceó y falló. Ni Amazon Auctions ni Amazon zShops se están ejecutando hoy. En diciembre de 2014, Bezos se refirió a los proyectos fallidos al decir; “He cometido fallas de miles de millones de dólares en Amazon.com. Literalmente miles de millones “.

Sin desanimarse, Amazon intentó una vez más crear una plataforma para vendedores de terceros. En noviembre de 2000, lanzaron Amazon Marketplace, que permitió a las personas vender productos usados ​​junto con los nuevos artículos de Amazon. Por ejemplo, una pequeña librería podría enumerar sus libros de texto usados ​​directamente junto con los nuevos de Amazon.

Funcionó. Marketplace fue un éxito fuera de control. En 2015, Amazon Marketplace representó casi el 50 por ciento de los $ 107 mil millones en ventas en Amazon.com.

Solucionando un error de estrategia.

Una falla de  estrategia es un problema de QUÉ. Para 1999, Amazon tenía una clara visión de “ser la compañía más centrada en la tierra”. También eran expertos en hacer las cosas, por lo que pudieron sacar Amazon Auctions en solo tres meses. El por qué y cómo lo supieron llevar, pero el que eran …era desconocido.

Hay tres formas principales de corregir los errores de estrategia.

  1. Lanzarlo rápidamente.
  2. Hacerlo a bajo costo.
  3. Revísarlo rápidamente.

Lanzarlo rápidamente. Algunas ideas funcionan mucho mejor que otras, pero nadie sabe realmente qué ideas funcionan hasta que las pruebas. Nadie sabe de antemano, ni los capitalistas de riesgo, ni las personas inteligentes de Amazon, ni sus amigos o familiares. Toda la planificación, investigación y diseño es solo un pretexto. Me encanta la opinión de Paul Graham sobre esto; “Realmente no has comenzado a trabajar en tu idea hasta que hayas comenzado”.

Debido a esto, es crítico lanzar estrategias rápidamente. Cuanto más rápido pruebas una estrategia en el mundo real, más rápido obtendrás retroalimentación sobre si funciona o no. Ten en cuenta la línea de tiempo en que Amazon operaba: Amazon Auctions se lanzó en marzo de 1999. Amazon zShops se lanzó en septiembre de 1999. Amazon Marketplace se lanzó en noviembre de 2000. Tres grandes intentos en 20 meses.

Hacerlo a bajo costo. Suponiendo que hayas alcanzado un nivel mínimo de calidad, lo mejor es probar nuevas estrategias a bajo costo. Si fallas a bajo costo, aumentas tu posibilidad para tener éxito porque significa que puedes probar más ideas. Además, hacer cosas a bajo costo sirve para reducir tu apego a una idea en particular. Si inviertes mucho tiempo y dinero en una estrategia en particular, será difícil renunciar a esa estrategia. Cuanta más energía pongas en algo, más propiedad sentirás hacia eso.

Las malas ideas comerciales, las relaciones tóxicas y los hábitos destructivos de todo tipo pueden ser difíciles de abandonar una vez que se vuelven parte de tu identidad. Probar nuevas estrategias a bajo costo evita estas dificultades y aumenta la probabilidad de que sigas la estrategia que funciona mejor en lugar de la que más has invertido.

Revisarlo rápidamente. Las estrategias deben ser revisadas y ajustadas. Sería difícil encontrar un empresario, artista o creador exitoso que esté haciendo exactamente lo mismo hoy que cuando comenzaron. Starbucks vendió suministros de café y máquinas de espresso durante más de una década antes de abrir sus propias tiendas. 37 Signals comenzó como una firma de diseño web antes de convertirse en una compañía de software que hoy en día vale más de $ 100M. Nintendo hizo naipes y aspiradoras antes de robar los corazones de los amantes de los videojuegos en todas partes.

Demasiados empresarios piensan que si su primera idea de negocio es un fracaso, no están preparados para ello. Demasiados artistas asumen que si sus primeros trabajos no son elogiados, no tienen la habilidad requerida. Demasiadas personas creen que si sus primeras dos o tres relaciones son malas, nunca encontrarán el amor.

Imagina que   las fuerzas de la naturaleza funcionaran de esa manera. ¿Qué hubiese  pasado si la madre naturaleza sólo creara una vida?Afortunadamente, así no es como ha  funcionado la evolución. Durante millones de años, la vida se ha ido adaptando, evolucionando, revisando e iterando hasta llegar a las diversas y variadas especies que habitan nuestro planeta hoy en día. No es el curso natural de las cosas resolverlo todo en el primer intento.

Entonces, si tu idea original es un fracaso y sientes que estás constantemente revisando y ajustándote,  cambia tu estrategia, esto puede ser algo normal.

Etapa 3 del fracaso: Un error de visión.

Ralph Waldo Emerson nació en Massachusetts en 1803. Su padre era un ministro en la Iglesia Unitaria, que era una rama relativamente popular del cristianismo en ese momento.

Al igual que su padre, Emerson asistió a Harvard y se convirtió en un pastor. A diferencia de su padre, se encontró en desacuerdo con muchas de las enseñanzas de la iglesia después de unos años. Emerson debatió mucho con los líderes de la iglesia antes de escribir: “Este modo de conmemorar a Cristo no es adecuado para mí. Esa es razón suficiente por la que debería abandonarlo “.

Emerson renunció a la iglesia en 1832 y pasó el año siguiente viajando por toda Europa. Los viajes despertaron su imaginación y condujeron a amistades con filósofos y escritores contemporáneos como John Stuart Mill, William Wordsworth, Samuel Taylor Coleridge y Thomas Carlyle. Más tarde se escribió que sus viajes a París provocaron “un momento de intensidad casi visionaria que lo alejó de la teología y lo llevo hacia la ciencia”.

Al regresar a los Estados Unidos, Emerson fundó el Transcendental Club, que era un grupo de intelectuales de Nueva Inglaterra como él.  Emerson quería hablar sobre filosofía, cultura, ciencia y mejorar la sociedad estadounidense.

El profundo cuestionamiento de Emerson sobre su vida y sus valores, que comenzó con su trabajo como pastor, se intensificó durante sus viajes internacionales, y con sus reuniones del Club Trascendental. Todo esto le ayudó a darse cuenta del deseo de convertirse en filósofo y escritor. Pasó el resto de sus años buscando ideas independientes y escribiendo ensayos y libros que todavía se valoran hoy en día.

Solucionando un error de visión.

Una falla de visión es un problema de POR QUÉ puede  suceder. Tal vez porque tu visión o meta para lo que quieres ser (tu por qué ) no se alinea con las acciones que estas tomando.

Hay tres formas principales de corregir los errores  de visión.

  1. Hacer un balance de tu vida.
  2. Determinar tu no negociable.
  3. Considera la critica.

Hacer un balance de tu vida. La gente rara vez se toma el tiempo de pensar críticamente sobre su visión y valores. Por supuesto, no hay un requisito que indique que debes desarrollar una visión personal para tu trabajo o tu vida. Muchas personas prefieren ir con la corriente. En teoría, eso suena bien. Pero en la práctica, hay un problema:

“Si nunca decides una visión para tu vida, a menudo te encontrarás viviendo el sueño de otra persona”.

Al igual que muchos niños, Emerson siguió el camino de su padre hacia la misma escuela y la misma profesión antes de abrir los ojos y darse cuenta de que no era lo que él quería. Así que adoptar la visión de otra persona, ya sea de la familia, amigos, celebridades, tu jefe o la sociedad en general, es poco probable que te lleve a cumplir tu sueño personal. Tu identidad y tus hábitos deben estar alineados.

Debido a esto, necesitas hacer un balance de tu vida. ¿Qué quieres lograr? ¿Cómo quieres pasar tus días? No es trabajo de otra persona descubrir la visión de tu vida. Eso solo puede ser hecho por ti. Mi sugerencia es comenzar explorando tus valores centrales. Luego, revisa tus experiencias recientes y escribelas como si llevaras un  diario.

Determina tu no negociable. Tu “no negociable” es la única cosa en la que no estás dispuesto a ceder, pase lo que pase. Una  estrategia no negociable debería ser prácticamente tu visión. Además ten en  cuenta que es muy fácil quedarte obsesionado con lo que crees es tu mejor  idea. Pero si te vas a obsesionar con algo, que sea tu visión, no tu idea. Se firme con la visión, no con tu particular idea. Jeff Bezos dijo, “Seamos obstinados en la visión. Seamos  flexibles en los detalles “.

La clave es darse cuenta de que casi todo es un detalle: tus tácticas, tu estrategia, incluso tu modelo de negocio. Si no es negociable ser un emprendedor exitoso, entonces hay muchas maneras de lograr esa visión. Si Amazon no es negociable en su “ser la compañía  más enfocada en  el cliente”, pueden perder miles de millones en Amazon Auctions y Amazon zShops y aún así alcanzar su objetivo.

Una vez que tienes confianza en tu visión, disminuirás los errores que te pueden  conducir al fracaso completo de un sueño. Lo más probable es que hayas fallado a nivel de estrategia y te sintieras desmoralizado,  paralizando así  tu entusiasmo hasta que terminaras  rendiendote, y  no porque deberías, sino porque te dio la gana, ya que tus emociones te hicieron pasar una error de Etapa 1 o Etapa 2 a una Etapa 3 del fracaso.

La mayoría de los errores que la gente asume como  fallas de visión en realidad son fracasos de  estrategia. Muchos empresarios, artistas y creadores se apegan  de una versión particular de su idea y, cuando la idea ha fracasado, también abandonan la visión.  No desarrolles un sentido de propiedad sobre lo incorrecto. Existen formas casi infinitas para  lograr tu visión, siempre y cuando estés dispuesto a ser flexible con los detalles.

Considera la  critica. Las críticas pueden ser un indicador de estrategias y tácticas fallidas, pero, suponiendo que seas una persona razonable con buenas intenciones, rara vez es un indicador de una visión fallida. Si estás comprometido a hacer de tu visión un factor no negociable en tu vida y no darte por vencido en el primer intento, entonces tienes que estar dispuesto a considerar la crítica. No necesitas disculparte por las cosas que amas, pero sí tienes que aprender a tratar con los que te odian.

La cuarta etapa del fracaso.

Hay una cuarta etapa de fracaso de la que no hemos hablado: Error de oportunidad.

Estos  errores ocurren cuando la sociedad no brinda igualdad de oportunidades para todas las personas. Las fallas de oportunidad son el resultado de muchos factores complejos: edad, raza, sexo, ingresos, educación y más.

Por ejemplo, hay miles de hombres de mi edad que viven en los barrios marginales de la India o en las calles de Bangladesh que son más inteligentes y más talentosos que yo, pero vivimos vidas muy diferentes en gran parte debido a las oportunidades que se nos presentan.

Los errores de oportunidad merecen un artículo propio y aunque hay muchas cosas que podemos hacer como individuos y como sociedad para reducirlas, el tema sigue siendo complejo. Pero mientras tanto, tu visión, tu estrategia y tus tácticas son todas las cosas que puedes comenzar a  controlar directamente.

4ª etapa de falla

Una nota final sobre el fracaso.

Es de esperar que el marco de 3 Etapas de fracaso  te haya ayudado a aclarar algunos de los problemas que enfrentas y cómo lidiar con ellos. Y puede que no sea evidente a primera vista  cómo las diferentes etapas pueden conectarse entre sí, pero por ejemplo, Failures of Tactics ocasionalmente puede tener suficientes estragos como para creer erróneamente que tienen un error visión. Imagina cómo se sintió Sam Carpenter cuando trabajaba 100 horas a la semana. Hubiera sido fácil suponer que su visión de ser un emprendedor fue el fracaso cuando, de hecho, no eran más que tácticas deficientes que causaban el problema.

Algunas veces necesitas algunas tácticas para crear suficiente espacio  para re-descubrir tu estrategia así que; analiza tu rutina diaria, determina tus prioridades, organiza tus deberes.  De esta forma podrás despejar suficiente espacio en tu calendario para ir programarte e ir por esa visión que verdaderamente cambie tu mundo.

En otras palabras, es posible que no estés caminando por el camino equivocado después de todo. Es solo que hay tanto polvo arremolinándose a tu alrededor que no puedes ver el camino. Descubre las tácticas y la estrategia correcta, despeja el polvo y encontrarás que la visión a menudo se revela a sí misma.

Respetando los derechos de autor este post adaptado de  jamesclear.com

Y aquí mas lecturas interesantes para mejorar tu ser 🙂

Cómo perseguir tus sueños y reinventarte a ti mismo.

Deja que tus valores impulsen tus elecciones.

La magia de comprometerse con un objetivo específico.