Diario de una Emprendedora. Capítulo 2. Conversaciones del WhatsApp.

Diario de una Emprendedora.

WhatsApp: “Vamos a emprender de nuevo amiga y que no nos falte la  vida y salud que lo demás lo resolvemos nosotras” 🙂 

Capítulo 2.

Conversaciones del WhatsApp.

En la lucha por alcanzar nuestros sueños, nos acompañan algunos cómplices, esos pocos que te entienden y están casi  tan locos como tú  para arriesgarse a  emprender porque desean  obtener una mejor realización  profesional. Así que por favor no pierdas esos cómplices.

Mensajes del WhatsApp.

Era ahora o nunca, fue lo primero que pensé al despertar, agradecí por un día más de vida porque al  final lo que vale es tener la oportunidad de seguir viviendo y si es con buena  salud  pues mejor aún.

Cogí mi  móvil, entre al WhatsApp, busque el contacto de mi amiga Jessi y le escribí: Debemos hablar es urgente, te quiero mucho.  Es ahora o nunca. 🙁

Después de unas horas, casi eternas para mí; por fin  ella  me contesto: Amiga ¿Qué pasa?

Y así comenzamos nuestro dialogo:

♦ Yo. Quiero hablar contigo de  nuestro proyecto, no sabes que tan angustiada estoy, es como si algo dentro de mí, me reclamara por no estar jugándonosla una vez más por conquistar lo que tanto hemos querido.

♦ Jessi: Es verdad amiga, yo he estado pensando lo mismo y que además en definitiva es ahora o nunca.

♦ Yo: Ya sabemos que  lo hemos intentado varias veces, y comprendido finalmente que el éxito no depende de una sola   vez y   si lo fuera sería un golpe de suerte y de esos  abra  uno en un millón para  que todo salga  bien desde el principio.

Por más que se planee las cosas,  el éxito necesita de  tiempo y que después de dar el primer paso a la hora de emprender, el mayor esfuerzo radica en mantenerse, así que la paciencia será uno de los aspectos fundamentales para recomenzar este proyecto.

♦ Jessi: Ya sabemos que cada intento y cada fracaso nos  ha dejado una enseñanza personal para corregir o eliminar  aspectos que influyen en lo que deseamos lograr,  reafirmar otras y sentirnos orgullosas de retomarlas porque nos han mostrado que por ahí vamos bien.

En este caminar hacia el emprendimiento como pasos fallidos identificamos nuestra falta grave de  procrastinación y de disciplina, que por cierto  nos ha pasado la factura emocional   de  la frustración que produce el desespero  al ver pasar el tiempo y con ellos este gran sueño en el cual  ya hubiéramos logrado un mayor avance. 

Y es todavía desolador  cuando ves que algún  compañero o  conocido con una idea ciertamente   sencilla pareciera  a ver cogido el cielo con las manos, y de alguna forma también nos alegramos porque lo han conseguido pues  tienen sus propios proyectos de vida laboral, pero entonces nosotras ¿Qué pasa?, ¿Que más esperamos?

Ya sabemos que no lo debemos tener todo fríamente calculado para lanzarnos, que con la idea ciertamente clara, evaluada y organizada,  es tener el atrevimiento de iniciar  y que  ya en su momento llegaremos  a la fase ideal del proyecto.

♦ Yo: ¡Lo que dices es verdad! Ahora lo que queda  es no  llorar ni entusiasmarse demás, si esta vez realmente queremos lograrlo al final lo haremos a pesar de los  buenos y malos momentos.

Y  finalmente lo más importante es  confiar que un día entenderemos porque  debimos pasar  por ciertas cosas, y  ese día será cuando nos miremos y digamos ¡Si ves lo logramos a pesar de todo!. Y comprenderemos  la teoría de los puntos de Steve Jobs.

Amiga, manos a la obra!  ¿Qué estamos esperando?

♦ Jessi: Vale, pero entonces hablemos de los aspectos fundamentales para retomar  nuestro proyecto digital.

♦ Yo: Ok, pero entonces organicemos una vídeo llamada y hablamos bien.

En resumidas palabras: Durante la vídeo llamada conversamos  acerca de del tipo de contenido y número de publicaciones con sus respectivos tiempos de lanzamiento. Además, sugerimos un cambio en la imagen del logotipo, en la tipografía y estilo de la marca.

 Y desde aquella conversación  del WhatsApp.

Cada que planteamos ideas para sacar a Palabremos adelante se nos ocurren otras más, las cuales apuntamos  y dejamos para revisar en su momento,  el genio creativo que llevamos dentro está muy inquieto. 🙂

Y recuerdan que al inicio de este pos les dije que por favor no pierdan contacto con aquellos que nos apoyan en la locura de emprender pues les cuento que  tuvimos la fortuna de asegurar el dominio del blog por unos significativos meses  mientras ganamos tiempo para  aplicar la primera estrategia para conseguir tráfico, un logró  gracias al apoyo de una especie de Ángel de los negocios, muy  amigo de Jessi.

Posdata.

Y así Jessi y yo retomamos este Proyecto Digital, donde compartiremos nuestras historias de vida, de lo que  ha sucedido en nuestros intentos de emprendimiento y también aportaremos contenidos con conocimiento frente a lo que es emprender y además también escribiremos sobre  temas emocionales  para vivir una vida mejor.

Gracias porque estas en este momento en nuestro sitio,  curioseando y/o leyendo, eso  nos motiva  para seguir trabajando por este sueño de inspiración a través del poder de la palabra para los emprendedores  de negocios y de la vida misma, porque cada mañana al despertar tenemos la responsabilidad de vivir y a veces necesitamos una pequeña ayuda que la podemos encontrar en una frase, en un texto, en una historia, en fin. 

 

¡Puro Love!

♥ :* ♥