Cómo puedes optimizar tus decisiones diarias.

En las decisiones.

Es de suponer que  los humanos compremos productos por lo que son, pero la verdad es que a menudo compramos cosas por su ubicación. Por ejemplo, los artículos en los estantes de las tiendas a la altura de los ojos tienden a comprarse más que los artículos en los estantes menos visibles.

En el best-seller Nudge  los autores Richard Thaler y Cass Sunstein explican una variedad de formas en que nuestras decisiones cotidianas están determinadas por el mundo que nos rodea. El efecto que tienen los estantes de los ojos en nuestros hábitos de compra es solo un ejemplo.

Aquí  otro ejemplo:

Los extremos de los pasillos son máquinas de hacer dinero para los minoristas. Según los datos citados por el New York Times, el 45 por ciento de las ventas de Coca-Cola provienen específicamente de los anaqueles en el final de los  pasillo.

He aquí por qué esto es importante:

Algo tiene que ir en los estantes a nivel de los ojos. Algo debe colocarse en los anaqueles al  final del pasillo. Algo debe ser la opción predeterminada. Algo debe ser la opción con mayor visibilidad y prominencia. Todo esto  es cierto no solo en las tiendas, sino en casi todas las áreas de nuestras vidas. Hay opciones predeterminadas en tu oficina y en tu automóvil, en tu cocina y en tu sala de estar.

Mi argumento al respecto es  el siguiente:

Si optimizas las decisiones predeterminadas en tu vida, en lugar de aceptar lo que venga, será más fácil vivir una vida mejor.

Hablemos de cómo hacer eso ahora.

Diseño por defecto

Aunque la mayoría de nosotros tenemos la libertad de escoger entre  una amplia gama de opciones en un momento dado, a menudo tomamos decisiones basadas en el entorno en el que nos encontramos.

Por ejemplo, si yo quisiera hacerlo, podría tomarme una cerveza mientras escribo este artículo. Sin embargo, actualmente estoy sentado en mi escritorio con un vaso de agua a mi lado. No hay cervezas a la vista. Aunque poseo la capacidad de levantarme, caminar hasta mi automóvil, conducir hasta la tienda y comprar una cerveza, probablemente no lo haga porque me rodean  alternativas más fáciles, como el agua potable. En este caso, tomar un sorbo de agua es la decisión predeterminada, la decisión fácil.

Considera cómo se diseñan tus decisiones predeterminadas a lo largo de tu vida personal y profesional. Por ejemplo:

  • Si duermes con tu teléfono junto a tu cama, es probable que la decisión predeterminada sea verificar las redes sociales y el correo electrónico tan pronto como te despiertes.
  • Si entras en tu sala de estar y todos tus sofás y sillas miran hacia la televisión, es probable que veas la televisión o  sea la decisión predeterminada es sentarte en tu cómodo sofá y ver tus programas favoritos.
  • Si mantienes alcohol en tu cocina, es más probable que beber de manera consistente sea la decisión predeterminada.

Por supuesto, los incumplimientos también pueden ser positivos.

  • Si llevas contigo una botella de agua durante todo el día, es más probable que el agua potable en lugar de la soda sea la decisión predeterminada.
  • Si coloca el hilo dental en una ubicación visible (como al lado de su cepillo de dientes), es más probable que el uso del hilo dental sea la decisión predeterminada.

Los investigadores se han referido al impacto que las fallas medioambientales pueden tener en nuestra toma de decisiones como arquitectura de elección. Es importante darse cuenta de que puedes ser el arquitecto de tus elecciones.

Cómo optimizar tus decisiones predeterminadas

Aquí hay algunas estrategias que he encontrado útiles al tratar de diseñar mejores decisiones predeterminadas en mi vida:

La sencillez. Es difícil enfocarse en la señal cuando estás constantemente rodeado de ruido. Es más difícil comer sano cuando tu cocina está llena de comida chatarra. Es más difícil enfocarse en leer una publicación de un  blog cuando tienes 10 pestañas abiertas en tu navegador. Es más difícil cumplir tu tarea más importante cuando caes en el mito de la multitarea  En caso de duda, elimina  las demás  opciones.

Hazlo antes de. Ten en cuenta que el mundo entero no se diseño para cumplir tus deseos, mientras en el supermercado creen que lo mejor es que comas papás fritas, cuando lo que realmente lo que tu crees y quieres es bajar de peso, programate hacia cosas positivas antes de que ocurran, si quieres bajar de peso y te puntas a una clase de baile una semana antes es mas difícil que te des una excusa para faltar, a tener motivarte para ir porque ya de alguna forma de ante mano estabas esperando ese día.y finalmente

Questiónate y no te conformes.  ¿Cómo puedes vivir una mejor vida?, ¿Aceptando todo lo que  ha sido diseñado para ti o  cuando tu estas diseñando un entorno   mejor para ti?.  Cuestiona todo. Necesitas modificar, modificar y cambiar tu entorno hasta que coincida con lo que deseas de la vida.Sí, el mundo que te rodea modela tus hábitos y elecciones, pero hay algo importante que hay que tener en cuenta: alguien tuvo que dar forma a ese mundo en primer lugar. Ahora, ese alguien puede ser tú.

Respetando derecho de autor, este contenido  tomado  adaptado de  James Clear

 

Te interesa emprender, este post te puede interesar 🙂

Diario de una Emprendedora. Capitulo 3. Señales para decidir emprender.